fbpx

Intermediación inmobiliaria: ¿qué es? + Modelos de contratos de hoja de encargo

En el artículo de hoy vamos a aclarar en qué consiste la intermediación inmobiliaria y qué tipos de modelos de contrato rigen esta relación entre vendedor y agente inmobiliario, así como ofrecerte varios modelos de contratos para que puedas consultar qué contenido suelen incluir.

¿Qué es la intermediación inmobiliaria?

Desde que internet ha puesto al alcance de cualquiera una amplia oferta de viviendas, plazas de garaje y oficinas, contar con una persona que represente los intereses del comprador o del vendedor no es necesario.

Aún así, todavía hay muchas personas que recurren a la intermediación inmobiliaria, es decir, contar con una persona o agencia que haga de intermediaria entre el comprador y el vendedor.

La intermediación inmobiliaria se define como servicio prestado por profesionales que conocen el sector, sus procedimientos y que aportan la experiencia para asesorar a las personas involucrados, tanto compradores como vendedores.

Regular esta relación entre el agente inmobiliario o agencia y vendedor es importante, ya que estamos hablando de una operación que implica el desembolso de una cantidad de dinero muy importante y en la que la comisión del agente puede llegar a significar una parte muy importante de su sueldo mensual.

Por eso se redactan contratos de intermediación inmobiliaria, que permitan a las partes saber qué implica esta relación y a qué se comprometen.

Podríamos definir este contrato de intermediación inmobiliaria como un documento orientado a que una de las partes (agente) busque y facilite la localización de un posible comprador por encargo de una persona que desea vender una propiedad.

Es importante que seamos conscientes de que el agente inmobiliario, en ningún caso, es representante legal ni está capacitado para realizar la venta en nombre del propietario de la vivienda, local, oficina o plaza de garaje.

Su misión, y por ello cobra unos honorarios de intermediación inmobiliaria, es la de acercar a dos personas (comprador y vendedor) que no quieren o no pueden dedicar tiempo a estas tareas.

El reconocimiento de honorarios de intermediación inmobiliaria

Por este trabajo de acercamiento entre comprador y vendedor, que lleva mucho tiempo realizar y que requiere de conocimientos específicos, el agente inmobiliario recibe unos honorarios de intermediación inmobiliaria.

La pregunta que todos nos hacemos no es si el agente inmobiliario o la agencia merecen o no cobrar por su trabajo, eso está claro.

La pregunta es, ¿Cuándo se deben cobrar estos honorarios?. ¿Cuándo se firma el contrato de arras? ¿Cuándo se formaliza la venta en el notario? Es difícil responder a esta pregunta, porque no todos los profesionales proceden igual.

La casuística es infinita. Compradores que cambian de opinión, vendedores que se retiran, personas que no se ponen de acuerdo y dilatan el proceso… y mientras tanto, el agente inmobiliario sin cobrar los honorarios por el trabajo realizado.

El reconocimiento de honorarios de intermediación inmobiliaria debe quedar siempre claro, tanto para el comprador, como para el vendedor, como para el agente.

Insistimos mucho en este punto porque los malentendidos están a la orden del día. Hay muchas personas que no tienen claro lo que significa y los honorarios de intermediación inmobiliaria pueden significar una parte muy importante de la operación.

Para evitar perder los honorarios, los especialistas legales aconsejan dejar un rastro de pruebas que sirvan para reclamar en caso de que el propietario se niegue a pagarlos.

Entre los documentos probatorios se encuentra el contrato que nos ocupa y que pasamos a detallar.

Contrato de intermediación inmobiliaria

Lo primero que tenemos que señalar es que Levante Casas no es especialista legal ni los modelos de contrato que te ofrecemos son garantía de cubrir todas las necesidades particulares de tu caso.

Si quieres tener la tranquilidad de tener un contrato de intermediación inmobiliaria completamente legal y ajustado a tus necesidades, es importante que lo consultes con un profesional legal que te asesore.

También debes saber que el contrato de intermediación inmobiliaria recibe por parte de los profesionales el nombre de “hoja de encargo” o “nota de encargo”. Sea como fuere, estamos hablando de un contrato del que se desprenden obligaciones y derechos para los que lo firman.

Por eso es importante que tanto el agente inmobiliario como el vendedor le den la importancia necesaria a este documento, que de hecho es muy importante.

Debe responder a las siguientes preguntas, aunque cuanto más precioso sea, mejor para todos.

¿Quién nos hace el encargo? No hace falta decir que la persona que firma el contrato de intermediación inmobiliaria tiene que tener capacidad de vender el inmueble, o sea, debe ser su legítimo propietario. Algo que el agente debe comprobar mediante la solicitud de nota simple en el registro de la propiedad correspondiente.

¿Qué encargo se nos hace? No hay un solo escenario, ya que la intermediación inmobiliaria puede referirse a una venta, un alquiler, una permuta o cualquier otro encargo inmobiliario.

¿Cuál es el bien sobre el que se realiza el encargo? También como es lógico, debemos especificar cuál es el objeto: un piso, un terreno, una oficina, un local, una plaza de garaje, etc. Deben quedar consignados todos los datos identificativos para evitar malentendidos.

¿Precio que desea recibir el cliente? El agente inmobiliario tiene entre sus misiones, la de aconsejar al cliente sobre si el precio que pretende es lógico o está fuera de mercado. Independientemente de si el cliente escucha o no al profesional, el precio debe quedar reflejado en este contrato de intermediación.

¿Retribución de los servicios de intermediación? Como hemos comentado, los honorarios del agente inmobiliario o agencia deben quedar reflejados en este contrato, así como cuándo se van a cobrar.

¿Contrato de arras? Como hemos comentado en este mismo blog inmobiliario, un contrato de arras es un contrato privado entre comprador y vendedor donde se pacta la reserva del inmueble. Se entrega una señal en concepto de reserva. Esta señal debe especificarse si el agente está autorizado a cobrarla o no. Además, hay varios tipos de arras, penitenciales (el comprador se puede echar atrás) o confirmatorias.

Contrato de intermediación inmobiliaria en exclusiva

¿Qué pasa en el caso de la intermediación inmobiliaria  de un inmueble en exclusiva? Aunque el vendedor está capacitado por ley para poder encargar la venta de su vivienda a varias personas, es lógico que los agentes inmobiliarios pidan al propietario conocer esta circunstancia.

En caso de que el encargo se realice en exclusiva con una sola agencia o agente inmobiliario, es importante que quede reflejado en el contrato de intermediación inmobiliaria.

Contrato de colaboración en intermediación inmobiliaria

Los agentes inmobiliarios con frecuencia colaboran entre ellos con información,  posibles clientes o propiedades. Es muy frecuente en nuestro mercado, aunque la cosa se suele complicar a la hora de pactar la participación.

Sea al 50% o a otra cantidad, lo importante es que esta colaboración  quede reflejada en un contrato de colaboración de intermediación inmobiliaria.

¿Nos cuentas tus experiencias sobre la intermediación inmobiliaria?¿Sueles firmar contratos muy exhaustivos? Te esperamos en los comentarios

 

 

Deja un comentario